lunes, 31 de diciembre de 2012

No permitas que todos esos deseos de "feliz año nuevo" pasen así, sin más. Has recibido cientos de ellos en estos días. La suma de todos ellos puede darte una herramienta para que este nuevo año sea, realmente, mejor. Cada deseo positivo recibido en estas últimas semanas es como un dólar, que te ha sido depositado en una cuenta imaginaria y mental. No son dolares comunes y corrientes, sino mágicos. Cada centavo tiene la capacidad de evaporar un pensamiento negativo de tu vida. Y cada vez que usas un centavo, un nuevo dólar se acredita en tu cuenta. Cada vez que una protesta, resentimiento, envidia, celo, enojo, rabieta, odio, fastidio, malestar llegue a tu mente, recuerda tu cuenta mágica y gastando un centavo, hazlo desaparecer. No pares. Ni hoy, ni mañana ni la semana que viene. Haz de esto un hábito. Pronto te habrás acostumbrado y, casi automáticamente, los pensamientos negativos empezarán a espaciarse hasta desaparecer por completo. Tu vida, entonces, será maravillosa! FELIZ (de verdad) AÑO NUEVO!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario