miércoles, 8 de mayo de 2013

Todo el tiempo estás tomando decisiones. Incluso cuando no decides nada, estás decidiendo, por omisión. Todo el tiempo se abren ante ti caminos alternativos y todo el tiempo estás eligiendo cuál de ellos vas a seguir. Cada vez que optas por éste, resignas todo lo que aquellos otros podrían darte. Así que estate atento y elige cuidadosamente. No, no lo pienses tanto. Siéntelo. Dale lugar a la intuición. Aunque solemos ignorarla mucho más de lo que la escuchamos, suele ser bastante más sabia que la razón. La decisión, siempre, está en tus manos. No te olvides, y elige sabiamente.
Escucha esta reflexión haciendo clic aquí

2 comentarios:

  1. Hermoso mensaje Gabriel, muy importante para nuestro diario vivir, me encanto, muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, quienquiera que seas, por estar ahí!

      Eliminar